Carrito 0

4 Tips para liderar al Equipo del Proyecto

Mauricio Hernández

Ser un líder es algo que a muchas personas no se les pasa por la mente a lo largo de su vida, y es que son muy pocas las que tienen esa ambición y ese espíritu que deben tener los líderes para cumplir con el deber de dirigir personal. El solo hecho de estar analizando el PMBOK6 y estar constantemente aprendiendo cosas nuevas sobre la preparación PMP lleva implícito las ganas por dirigir esfuerzos, controlar procesos y organizar labores. Un Director de Proyecto debe ser un líder, y tal vez no exista una frase más cierta dentro del mundo de la Dirección de Proyectos.

 

Si tienes en la mente el deseo de convertirte en un Director de Proyectos, debes comenzar a mentalizarte y entrenarte para ser un líder. Y la idea no es ser simplemente un líder, sino un excelente líder al que todos quieran seguir, que inspire respeto y que cuente con las cualidades necesarias para generar confianza en todos los departamentos, procesos y características de un Proyecto en particular. Ser un buen líder no es una tarea sencilla; como siempre existirán problemas ya que la manera de dirigir el trabajo, de relacionarse con el equipo y de organizar las labores de cada miembro pueden ser causas generadoras de conflicto, a fin de cuentas, es muy extraño ver que un trabajador no se queje de su superior o no esté de acuerdo con sus decisiones en algún momento.

 

Un líder debe motivar a las personas a su cargo. Una persona motivada trabajará bien y contagiará a las demás que compartan sus mismas funciones. Hay que tener en cuenta que las aspiraciones de cada persona involucrada en el Proyecto son diferentes, por lo tanto, se debe recurrir a formas de motivación distintas. Tareas que un Director de Proyectos como líder debe realizar para consolidar esfuerzos y obtener los mejores resultados posibles.

 

Aparecen entonces los roles del liderazgo: Modelar que significa ser un modelo de integridad, servir de referencia para los demás e inspirar confianza. Buscar caminos, que se refiere a tener una mente abierta y una visión estratégica para evitar la imposición de funciones y considerar las sugerencias de los miembros del equipo. Alinear, que se refiere a la disciplina, a instaurar procesos, sistemas y estructuras que se conviertan en estándar a nivel organizativo. Y Facultar, que significa tener la capacidad de delegar tareas dependiendo de las capacidades de cada miembro del equipo, invitándoles a crecer profesionalmente mientras se educan para ser mejores.

 

Liderar un Proyecto es un proceso que está rodeado por incertidumbre, sin importar la experiencia y capacidades que pueda tener el Director de Proyectos; por esa misma razón, se deben tener en cuenta las recomendaciones y experiencias que otros Directores han recopilado a lo largo de los años a base de experimentación, confianza en las capacidades y trabajo duro. Existen muchas referencias, libros y artículos que hablan sobre el tema. Enumeraremos 4 características y/o ideas sobre el liderazgo a manera de tips para que ser un Director de un Equipo de Proyecto no se convierta en una tarea más complicada de lo que ya es.

 

1. Prepárate para tomar decisiones difíciles: Tomar decisiones forma parte de la Dirección de Proyectos y de la vida misma. Es parte del trabajo y se encuentra dentro de las funciones del puesto, por lo que si no te mentalizas para hacerlo estarás poniendo en riesgo al equipo y no inspirarás la confianza necesaria generando una sensación de debilidad. Un buen líder asume riesgos sin temor a fallar y a las consecuencias, es valiente, pero debe arriesgarse basado en argumentos claros y definidos.

 

2. Enfócate en la acción: La actitud pasiva y reflexiva debe quedarse atrás, en esos momentos cuando estabas aprendiendo conceptos en el curso PMP online. De nada sirve ser un líder que no se pone manos a la obra y se enfoca en conseguir los objetivos en el menor tiempo posible. Al dirigir Proyectos te valorarán por objetivos cumplidos, no por análisis desarrollados. Dirige a las personas hacia la acción, motivando, apoyando, sirviendo de ejemplo.

 

3. Aprende de los grupos: Conoce a tu equipo de trabajo, sus roles, sus falencias, sus cambios de estado de ánimo. Aprender de los grupos te permite abrir brechas y obtener información para desarrollar mecanismos que permitan la implementación de actividades que favorezcan el flujo de trabajo. Conocer a tu equipo de trabajo permite prevenir conflictos que consumen energía, tiempo y recursos.

 

4. Ten paciencia: Persevera, sin afán. Logra tus objetivos, sin correr. Enfócate en la acción sin pasarte de la raya, para eso existe un Cronograma que debes tener siempre presente. Ten paciencia no solo para esperar el momento adecuado, sino para lidiar con la gran variedad de personalidades y los problemas que se presenten a causa de ellas. El Equipo del Proyecto valorará al líder que no se deje llevar por la emoción y que no desespere, al líder que apoye a cada miembro indistintamente y se preocupe por su bienestar. Ve paso a paso, concéntrate en los objetivos y todo fluirá.

 

El Equipo del Proyecto es como una esponja y absorberá todo lo que su Director como líder tenga para ofrecerle. Entrénate no solo para dirigir Proyectos sino para ser un líder ejemplar que tenga en cuenta a su equipo y los trate como se lo merecen, el éxito está asegurado si detrás de toda la complejidad de la Dirección de Proyectos hay una persona dedicada a crear confianza e integrar dinámicas que armonicen el flujo de trabajo.



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados